Últimos artículos:

Combustión espontánea - ¿Que hay de cierto? - Vídeo documental

El término "combustión espontánea humana" se utiliza para describir algunos casos de ignición de personas vivas sin una fuente externa.

Se han realizado cientos de estudios y hay muchas teorías, la mayor de ellas se basa en el escepticismo sobre la existencia de este fenómeno tan extraño.

Sin embargo, existen más de dos centenares de casos desde el siglo XVII, aunque aquellos hechos no se investigaron en profundidad y se basan en su mayoría en testimonios que ni siquiera pueden ofrecer la fecha del incidente o el nombre de la víctima.

Aunque no estén documentados, se siguen atribuyendo a este fenómeno, algunos de ellos sí que tienen nombre, fecha, ciudad e incluso fotografías.

De las explicaciones sobre este fenómeno se pueden encontrar por ejemplo, la de los defensores de que se produce por una causa paranormal y su explicación consiste en que el cuerpo humano se compone principalmente de agua, por lo que no ardería de esa manera y mucho menos, se quedarían los cuerpos reducidos en cenizas como ocurre en varios casos. En la red se encuentran multitud de páginas de los divulgadores de lo paranormal, pero muchos de esos casos omiten y contienen falsedades bastante grandes.

Un cuerpo necesita llegar a una temperatura de 1.700º para que se pueda reducir a cenizas. Los crematorios modernos trabajan con temperaturas de entre 870º y 970º, quedando partes de los huesos que después pasan por una máquina para reducirlos a polvo.

Entre las víctimas fallecidas misteriosamente quemadas, ya sean por combustión espontánea humana o por otros factores, existen similitudes en los únicos casos documentados o descritos detalladamente:

- El cuerpo de las víctimas parece ser la única fuente de calor, el fuego se localiza en ellas.

- Los cuerpos quedan mucho más quemados que en cualquier otro tipo de incendios, pero las quemaduras no se distribuyen por todo el cuerpo. Aunque el torso en la mayoría de las ocasiones queda gravemente dañado o reducido a cenizas, en casi todas las víctimas queda poco dañada o intacta alguna de sus extremidades.

- Siempre ocurre en el interior de un edificio y no hay testigos presenciales, la persona siempre se encuentra sola.

- Las víctimas suelen consumir barbitúricos, alcohol, se encuentran incapacitadas o tienen algún problema de movilidad, ya sea por sobrepeso, invalidez, vejez, etc.

- En la mayoría de los casos se ha encontrado una fuente externa de ignición.

- Nunca encuentran a una víctima de este fenómeno durante el suceso o al momento de ocurrir, en casi todos los casos se descubren los cuerpos o lo que queda de ellos varias horas después.

- Tanto la zona de alrededor de la víctima como el resto del dormitorio o habitáculo, quedan cubiertos por ese grasiento hollín.

- Las pertenencias de las víctimas, como son los muebles, electrodomésticos y todo su alrededor, normalmente quedan intactos.


Nicolle Millet - 1725

Una de las primeras muertes atribuidas a este fenómeno es la de Nicole Millet, aunque supuestamente no es la primera. No se sabe la fecha exacta, tan sólo que ocurrió en el año 1725. Jonas Dupont, un francés, recogió este suceso en el libro llamado "De Incendiis Corporis Humani Spontaneis".

Este libro estaba inspirado el el caso de un hombre que había sido juzgado por matar a su mujer, que era Nicole Millet. La mujer había sido hallada quemada en una silla, pero esa silla estaba intacta.

Nicholas le Cat, un joven cirujano, convenció al jurado durante el juicio de que la muerte de Nicolle había sido un caso de combustión espontánea humana.

Su marido fue declarado inocente y en el dictamen el jurado dijo que la mujer había muerto por la visita de "Dios".

Joe Nickell, en "Secrets of the Supernatural", dijo que los restos de Nicolle no se encontraron en una silla indemne, sino que su cabeza, extremidades inferiores y parte de su columna vertebral se habían encontrado quemados en la cocina y que el suelo también estaba quemado. Según Nickell, el marido fue condenado aunque su condena fuera revocada después.

Nickell se basó en tres fuentes para reconstruir este caso: Elements of Medical Jurisprudence (1835) de G. H. Lewes; Spontanteous Combustion de la Blackwood's Edinburgh Magazine, nº89; y Principals and Practice of Medical Jurisprudence (1883) de T. Stevenson, por lo que a estas alturas, no se sabe con certeza la realidad.

Cornelia Zangari di Bandi - Condesa de Cesena - (antes de 1731).

Chales Dickens lo citó en el prefacio de su novela "Bleak House", haciéndolo famoso desde ese momento.

Cornelia Zangari tenía 62 años y al parecer, murió antes de 1731, no se sabe la fecha exacta pero data aproximadamente de poco antes de ese año.

Aunque el día en el que ocurrieron los hechos se encontraba bién, esa misma noche se sintió "embotada y con pesadez" durante la cena. Su doncella la acompañó a la habitación y cuando al día siguiente se dió cuenta de que la Condesa no se había levantado, fue a despertarla y allí encontró algo escabroso.

El dormitorio estaba lleno de hollín y el cuerpo de la Condesa se había reducido a un montón de cenizas a un metro de la cama. En el relato de la doncella también dijo que las piernas y parte de la cabeza estaban casi intactas, además de que la cama y el resto del mobiliario no se habían visto afectados por el fuego. También describía que había como una capa grasienta que emanaba mal olor que cubría la cama y resto de muebles, encontrando en el mismo lugar una lámpara de aceite que estaba cubierta de cenizas pero que no tenía aceite. Las sábanas indicaban que la condesa se había levantado de la cama durante la noche en algún momento.

Mary Hardy Reeser - 01/07/1951

Era una viuda de 67 años que residía en St. Petersburg - Florida. Tenía problemas de sobrepeso y las últimas personas que la vieron con vida el 1 de julio de 1951 por la tarde fueron Pansy Carpenter, su casera y su hijo.

Pansy Carpenter se despertó esa noche sobre las cinco de la madrugada por un olor a quemado, aunque pensó que se podía tratar de una de las bombas de agua que se había recalentado y siguió durmiendo.

A la mañana siguiente se fue a ver a Mary Reeser, porque había llegado un telegrama para ella y al abrir la puerta sintió el picaporte caliente, se asustó y fue a pedir ayuda. Entró con hombres que había encontrado en la calle, eran dos pintores que estaban trabajando cerca de su casa.

En un rincón estaba la silla donde el día anterior había dejado a Mary Reeser, esa silla estaba quemada y de la mujer sólo quedaba el pie izquierdo, algo de su hígado, algunas vértebras y el cráneo que se había reducido considerablemente. El dormitorio al completo presentaba daños, pero todos por encima de los 1,2 m de altura.

Como en otros casos, ese hollín grasiento hizo presencia, esta vez en las paredes. También se encontraron varios objetos de plástico fundidos, un espejo roto y un reloj que se había parado a las 4:20 de la madrugada.

A ras de suelo, por debajo de los 1,2 metros, sólo había un redondel quemado que era donde estaba Mary Reeser.

Su hijo declaró que cuando dejó a su madre, ésta se estaba fumando un cigarrillo y también se había medicado con dos cápsulas de Seconal.

Según la policía en su informe, Mary Reeser se quemó por culpa de un cigarrillo encendido al quedarse dormida. Supuestamente ese pitillo incendió su bata y que por sus tejidos grasos, el cuerpo de la mujer se había consumido.

John Irving Bentley - 5/12/1966

Era un médico retirado de 92 años que vivía en una planta baja en Coudersport - Pennsylvania. El 5 de diciembre de 1966 por la mañana, Gosnell, un empleado de la compañía eléctrica fue al sótano del edificio a leer el contador del gas y cuando entró se encontró con un ambiente muy raro, flotaba un humo azul claro y también olor a hollín.

En un rincón de aquel sótano habían un montón de cenizas y decidió comprobar cómo estaba el médico, porque no lo había visto al llegar. Bentley tenía problemas de movilidad y sólo podía moverse o andar con su andador, por lo que algunas personas tenían permiso para entrar en el sótano cuando fuera necesario y una de ellas era Gosnell. Entró en el dormitorio, donde también había ese humo tan raro en el ambiente, después fue hacia el cuarto de baño y allí encontraría algo terrorífico.

Gosnell fue testigo de algo desde luego, escabroso. El suelo estaba quemado y se abría en él un hoyo grande por donde se podían ver las vigas y tuberías que habían quedado al descubierto. Del médico sólo quedaba el pie derecho. Cerca del anciano estaba su andador que fue encontrado con los mangos de plástico intactos.

Decían que el Dr. Bentley era muy descuidado con su pipa, tenía ropa quemada por cenizas de tabaco en su armario y fumaba muchísimo.

Otros casos como los de Jeannie Saffin, Henry Thomas, Alan J. Hinkle, George I. Mott o Robert Francis Bailey se atribuyen a la combustión espontánea.

¿Paranormal?

Todas las explicaciones paranormales para estos hechos son rechazadas por la comunidad científica porque no se basan en conocimientos que se conozcan en la actualidad. La mayoría se basan en elementos mágicos, intervención divina (muy difundida entre los siglos XVIII y XIX), consumo de alcohol que aumentaría la combustibilidad, energías místicas, intervenciones de espíritus, partículas exóticas, etc. Nada de ello se puede demostrar.


¿Efecto mecha? ¿crimen?

De los casos conocidos por la supuesta "combustión espontánea" existen discrepancias que podrían esclarecer lo que le sucedió a esas personas y que realmente pudieran haber sido víctimas de crímenes o bien del efecto mecha.


¿Por qué le llaman espontánea?

Nunca ha habido un testigo presencial como para que se sepa que fue de manera espontánea, ese suceso pudo durar mucho tiempo y para nada ser espontáneo.

Vamos a intentar descifrar esos casos documentados de muertes por "combustión espontánea humana" que posiblemente sean falsos.


Posibles crímenes

Nicolle Millet. En un principio, su marido fue detenido y condenado porque la policía sospechó de él al saber que mantenía una relación amorosa con la criada de ambos. El cuerpo de Nicolle no estaba entero en el mismo lugar, ya que en la cocina (también con el suelo quemado), se habían encontrado algunas partes.

Cornelia Zangari di Bandi. Cuando abrieron la puerta de su habitación su cuerpo se encontró parcialmente quemado. Su habitación sufrió daños por el fuego y estaba bastante desordenada, con las ventanas rotas y la puerta dañada. El escritorio también se había quemado y el espejo estaba roto, además de que las velas de la habitación también se habían fundido. Aunque en un principio se dijo que la muerte había sido por combustión espontánea humana al hallarse la habitación cerrada, tres años después detuvieron al sirviente de la condesa que se llamaba Stauff, acusado de su asesinato. Lo arrestaron, juzgaron y condenaron, confesando él mismo que había ido a la habitación de la condesa a ver las joyas y el dinero. Al parecer, la condesa entró a la habitación inesperadamente y lo sorprendió mientras intentaba robar. El sirviente estranguló a Cornelia en medio de una pelea y discusión. Quiso encubrir el crimen y para ello juntó varios objetos combustibles en el escritorio y les prendió fuego para destruir toda la habitación, aunque finalmente no lo consiguiera.


Posibles por efecto mecha

D.J.Gee, propuso el efecto mecha en 1965 para explicar el caso de una mujer que había muerto, al parecer, de esa manera.

Se llama "efecto mecha o efecto vela" y se produce cuando la ropa de la víctima comienza a prenderse por alguna fuente de ignición externa. Para que esto suceda se tienen que dar las condiciones adecuadas. El fuego primero quemaría la piel y después comenzaría a arrasar la grasa corporal, que es absorbida por la ropa y que a su vez, actúa como la mecha de una vela, alimentando el fuego de forma constante durante varias horas.

Se necesitan 215º para que la grasa humana arda y si está embebida en una mecha podría incluso arder a menor temperatura.

Esta temperatura es mucho menor que la que se usa en los crematorios pero lo haría en más tiempo o con temperaturas mucho menores en bastante más tiempo.


Un experto forense de incendios y una autoridad sobre el efecto mecha es J.D. De Haan, del Instituto Criminalista de California. El experto ha explicado y reproducido con éxito. Estos experimentos han sido divulgados por cadenas de prestigio como son la National Geographic Channel y la BBC. El documental lo podéis ver al final del artículo.

De Haan envuelve a un cerdo en una manta y lo sitúa en una habitación simulada. Después le vierte una pequeña cantidad de gasolina sobre esa manta para que el fuego se inicie. Cuando la gasolina comenzó a arder, los expertos dejaron que la manta ardiera por sí misma. El fuego tenía una temperatura media de unos 800ºC y conforme el fuego iba quemando la piel del cerdo, su grasa subcutánea se derretía, fluyendo sobre la manta. La médula ósea que contiene grandes cantidades de grasa alimentó al fuego. El mobiliario de alrededor no sufrió daños, pero sí se fundió la carcasa de plástico de una televisión que había situada en un aparador.

Después de siete horas apagaron el fuego manualmente. El cerdo casi estaba reducido a cenizas.

Gracias a este experimento, los investigadores de la BBC le dieron a la combustión espontánea las siguientes características:

El fuego está altamente localizado: las llamas tenían menos de 50 centímetros de alto, por lo que el fuego normalmente no se propaga a los muebles cercanos.

El cuerpo resulta severamente quemado: el fuego, relativamente no muy caliente, puede arder durante un largo periodo de tiempo, como ocurrió , al ser alimentado por la propia grasa corporal de la víctima, lo que explica por qué el cuerpo puede arder durante tanto tiempo.

Los electrodomésticos situados sobre aparadores o similares no se incendian: el fuego calentó continuamente el aire y produjo una corriente de convección, pero los objetos circundantes no se quemaron, fueron solamente afectados como en los escenarios conocidos: derretimientos de plásticos, etc.

Descarga estática

La electricidad estática, según algunas teorías, sube hasta niveles muy peligrosos en el cuerpo humano y una chispa podría prender la ropa tras una descarga.

Una descarga eléctrica tiene que ser de 3000 voltios para que un ser humano la pueda percibir. Estas descargas son en algunas ocasiones causantes de averías en componentes electrónicos cuando son manipulados por un operario con carga electrostática. Por ejemplo el caminar por una alfombra podría crear una diferencial potencial de 1.500 a 35.000V.

Los gases de hidrocarburos en las gasolineras pueden prenderse por descargas de electricidad estática, además de que son una de las posibles causas de explosiones en algunos surtidores que erróneamente se suele creer que son por las radiaciones de los teléfonos móviles, siendo muy popular y divulgada esta teoría. En el 70% de los casos el clima era frío y seco, favoreciendo a la descarga.

Robin Beach, profesor del Instituto Politécnico de Brooklyn advirtió por primera vez el fenómenos de estas enormes descargas estáticas. El profesor creía que una persona puede llegar a acumular la carga estática suficiente como para prender materiales inflamables al contacto con su cuerpo.

El profesor propuso esto como una de las posibles causas de la combustión espontánea pero no creía que hubiera relación con la presunta combustión espontánea genuina, ya que ninguna forma conocida de descarga electrostática podría hacer que ardiesen los tejidos del cuerpo humano, pero sí creía que una descarga estática lo suficientemente fuerte podría provocar la ignición de pelusa en la ropa o polvo.

Se han escrito libros, se han realizado multitud de investigaciones y también las combustiones espontáneas humanas han sido protagonistas de la ficción.

Alguna explicación existe seguramente para estos sucesos, lo que está claro, es que se produce por algo, en ningún caso creo que sea algo paranormal, ya que si lo fuera, no suprimirían ni falsearían tantos datos que exageran y crean una cortina de humo.

Es cierto que es un fenómeno misterioso, inexplicable con certeza por el momento. Muchos de esos hechos siguen siendo casos sin resolver tanto para la policía como para la ciencia.

4 comentarios:

Gem@ dijo...

Es escalofriante y siempre queda la duda sobre si es cierto o tiene algo de leyenda, mejor no averiguarlo :(

Lourdes dijo...

Hola Gema:

Pues sí, quizás es mejor no pensarlo. Este tema siempre estará rodeado de misterio por los que creen que sucede por causas sobrenaturales y para los que creen lo contrario igual, porque tampoco se saben las causas exactas.

Gracias por visitar Destylou!

Luix dijo...

Hola, vuelvo a felicitarte por tus misterios, y quisiera opinar sobre éste.
Creo que la combustión espontánea no es tal, ya que si fuera espontánea, como dice la palabra, se produciría al momento. Así que, sí pienso que la teoría, (demostrada) del efecto vela, es la más plausible.

1-Las víctimas forman parte de un grupo definido,y no me refiero a alcohólicos ó sobrepeso, sino a personas solitarias, que no son visitadas ó son visibles en un tiempo determinado.

2-Al producirse la combustión, los objetos cercanos tienen un daño mínimo por haber una temperatura no muy alta.
Si la combustión fuera rápida, en poco tiempo a temperaturas muy altas, se quemaría por fuera y no por dentro, y los objetos de alrededor se verían afectados de manera más acusada.

3-Nadie nunca lo ha presenciado debido a que se necesita bastante tiempo para que el efecto vela se produzca, de manera que por lógica no se produciría si alguna persona viera a esa persona accidentada en el suelo, o donde sea, ya que daría la voz de alarma.

Y por último. El experimento del cerdo es relevante.
Se dice que el cerdo tiene similitudes con el ser humano (órganos, grasa, etc...), así que la teoría del efecto mecha, bien podría ser un teorema ya que queda demostrada.

Conclusión: no hace falta tanto calor, sino.... tiempo...

Por último decir, que me parece que en un capítulo del CSI tratan este tema.

Saludos.

Destylou dijo...

Hola Luix, gracias me alegro de que te guste!!

Ahora que lo dices sí que recuerdo haber visto ese capítulo del CSI. Combustión espontánea, efecto mecha... lo que llama la atención es cómo quedaron esos cuerpos. Muy buena tu explicación ;))

Saludos!!!

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones escritas por los usuarios no son responsabilidad de destylou-misterios.

Related Posts with Thumbnails