Últimos artículos:

OVNI - EL CASO MÁS CLARO DE LA HISTORIA

El 11 de noviembre de 1979, un avión Super-Caravelle de la compañía TAE (hoy desaparecida), viajaba con 109 pasajeros a bordo desde el aeropuerto de Mallorca rumbo a Tenerife, a los pocos minutos de despegar.

"Prefiero no continuar con este tráfico que me está siguiendo"
“Ningún avión de la IV Flota ni ningún navío de la U. S. Navy se encontraban en la zona durante el incidente", dijo el máximo responsable de la USAF en España tan sólo cuatro días después de lo sucedido.

Dos horas antes del despegue de ese vuelo, el Servicio de Alerta y Rescate de Madrid, informó de la existencia de una señal de radio de alarma emitiendo en la frecuencia 121.5, a unos 70 km. al noroeste de Valencia.

Todo hubiera quedado en una anécdota, pero hay preguntas. El piloto de la TAE, Javier Lerdo de Tejada, poco después de las 23.00 horas, solicitó información sobre un tráfico no identificado que volaba en rumbo convergente (en dirección al avión) y él activó todas las alarmas, también él escuchaba a través del canal de emergencia aquella extraña señal de radio.

Durante ocho minutos, el artefacto que tenía el tamaño de un Jumbo y con dos intensas luces rojas a los lados, subió y bajó respecto al avión, lo adelantó y retrocedió hasta acercarse a la peligrosa distancia de 200 metros, fue una pesadilla.

Temiéndose lo peor, el piloto tomó una drástica y acertada decisión:

-¡No continuo, con este tráfico que me está siguiendo prefiero no continuar! -exclamó Lerdó de Tejada.

En el Centro de Control de Barcelona, nadie se opuso a la decisión del comandante, allí se centralizaron todas las comunicaciones durante el incidente.

De él dependían los 109 pasajeros, la mayoría turistas austriacos.

Mientras ocurria todo, el avión estaba sobrevolando el Mediterráneo. Los operadores del radar de la Base Aérea de Torrejón - Madrid, estaban buscando en sus pantallas al intruso no identificado pero no aparecía por ningún sitio. Pero el radar militar de Benidorm lo pudo localizar, durante todo ese tiempo, hasta 5 ecos no identificados volando sobre la zona a una altura aproximada de 10 kilómetros.

En la zona de Levante se estaba viviendo una auténtica "invasión".

Lo que está claro, es que algo extraño y físico estaba violando espacio aéreo español y nadie se cuestionó la decisión tan arriesgada del comandante.

Miguel Morlán, director en funciones del aeropuerto de Valencia tampoco lo hizo, porque él y 40 empleados de las instalaciones llegaron a ver tres OVNIs próximos a las instalaciones. Uno de ellos llegó a estar tan cerca, que los operarios, creyendo que se trataba de un avión, encendieron rápidamente las luces de las pistas de aterrizaje, pero el extraño objeto esférico levantó su vuelo cuando parecía que tenía la intención de tomar tierra.

Una aeronave de procedencia desconocida había abordado un avión de pasajeros en pleno vuelo y se había situado en las pistas de un aeropuerto de uso conjunto civil y militar.

A todos los testimonios visuales se les sumaba la detección en radar de varios OVNIs sobre cielo español.

El Mando Aéreo de Combate de Madrid, entendió el desafío por parte de los tripulantes de aquellos artefactos y aceptaron la "afrenta" ordenando el despeque de un caza de intercepción (un scrambe) desde la Base Aérea de Los Llanos - Albacete.

A las 00.42 horas, era ya 12 de noviembre, un Mirage F-1, pilotado por el capitán Fernando Cámara, se elevó sobre los cielos de Levante, sin saber realmente de su misión, algo que no olvidaría jamás..

En vuelo el Pegaso (nombre en clave militar que se utiliza para el centro de operaciones de torrejón desde donde se vigila todo el espacio aéreo español), informó de lo que estaba ocurriendo y los generales que controlaban la situación le solicitaron al piloto militar que preparara el faro-policía y el armamento.

En ese momento el capitán Cámara entendió que no era un entrenamiento ni una broma, a pesar de que ni sus ojos ni su sofisticado radar de infrarrojos de a bordo detectaba nada extraño a la vista, aunque sí a los oídos.

De repente un "sirenazo" se coló por todos los canales de radio del avión en el momento en que Pegaso detectó un "no identificado" alejandose en dirección a África.

Los oficiales que se encontraban al frente de las operaciones obligaron a Cámara a dirigirse justo hacia el lugar en donde según el radar se encontraba el OVNI. El Mirage F-1, a una velocidad próxima a la del sonido se dirigió hacia el intruso aéreo.. ahí comenzó todo.

A partir de ahí, el OVNI o los OVNIs empezaron a jugar con el caza español, obligando a Cámara a dirigirse de un punto a otro del país. Al mismo tiempo, las interferencias se hacían más y más fuertes, justo cuando comenzaron a menguar, el radar detectó un nuevo OVNI sobre Valencia. "Dirígase hacia esa zona", le indicaron a Cámara.

Y ahí estaba: el objeto tenía forma de campana y cambiaba secuencialmente de color, verde, rojo, blanco.. al acercarse, el chirriante sirenazo volvió a introducirse por sus cascos y el misterioso objeto aceleró a una velocidad prodigiosa hasta desaparecer en segundos a lo lejos.

Pero antes de marcharse, el objeto "no identificado", accionó sus sistemas de ataque bloqueando los del sofisticado F-1, que no lograba captarlo en su equipo de infrarrojos, como si aquello no empleara calor para desplazarse.

Mientras el piloto había perdido de vista al OVNI. En Pegaso, muy nerviosos e intranquilos, volvieron a registrar otra vez algo extraño:

“Hacia Sagunto hay otro… un objeto alto”, le dictaron a Fernando Cámara, que en ese momento estaba viendo a lo lejos el objeto que había avistado a la altura de Valencia a la vez que otro OVNI sobrevolaba Sagunto. Y le pidieron que se dirigiera hacia allí.

Se volvía a repetir todo: vacío de radar, monstruosa aceleración, blocaje y cambios de color. Unos minutos después, apareció en las pantallas un nuevo OVNI que obligó al piloto a recorrer otra vez la mitad este de la Península. Lo persiguió hasta Mahón sin éxito, no pudo identificarlo. Lo vio, sí que lo vió, y de nuevo le blocó, de tal modo que de haber actuado de otro modo, el capitan Cámara hubiera pensado sin dudarlo, que era una afrenta de guerra.

Después de una hora y media de persecución, el Mirage F-1, encendió el piloto rojo del combustible, se le acababa el queroseno y retornó a la Base Aérea de los Llanos.

cuando estaba llegando hacia Los Llanos, el objeto no identificado "blocó de cola" al caza. Si se hubiera tratado de un avión y hubieramos estado atravesando un período de guerra, aquello habría significado el inicio de un combate aéreo, pero la desafiante y provocadora actitud del OVNI no era agresiva.

El piloto, con el susto todavía en el cuerpo, tomó tierra después de una hora y media de una misión insólita y alarmante.

El 12 de noviembre, la mañana fue muy agitada en Manises. Habían muchos comentarios y el movimiento era inusual, al tiempo que Sánchez Terán, Ministro de Transporte, inauguraba el sector civil del aeropuerto.

Se interesó por la historia del OVNI, está claro, cuya presencia en los cielos se había convertido en cuestión de horas en una noticia de primera magnitud.

Seguramente que los militares hubieran mantenido en secreto todo lo que había ocurrido, pero era imposible, la odisea había sido protagonizada por tantas y tantas personas, que los rumores comenzaron a circular la misma noche.

La situación que se había protagonizado se podía calificar como grave desde muchos puntos de vista, ya que el espacio aéreo nacional había sido violado de manera impune y un avión con 109 pasajeros había sido desviado de su ruta.

Las autoridades buscaron soluciones y como es lógico, iniciaron el protocolo habitual para abrir diligencias:

"Un avión de la TAE aterrizó de emergencia por motivo de la presencia peligrosamente cercana de un objeto no identificado. Se ha procedido a iniciar expediente", escribió vía teletipo esa mañana el coronel-jefe del Sector Aéreo de Valencia a su superior en Madrid. Éste, a su vez, puso los hechos en conocimiento de Agustín Rodríguez Sahagún, por entonces ministro de Defensa.

El 13 de noviembre, un juez-instructor de la III Región Aérea llegaba desde Zaragoza para interrogar a los testigos y buscar una explicación a un hecho que había trascendido, provocando un tremendo impacto en la opinión pública española.

El Informe Oficial de este caso permaneció en secreto durante 15 años y su desclasificación se produjo el 29 de julio de 1994. La información confidencial ofrecida al público se encuentra incompleta, a pesar de las 142 páginas de las que cuenta.

Los informes de Fernando Cámara no están en el informe y es uno de los más importantes, ya que estuvo persiguiendo a los OVNIs por todo el litoral levantino. Sin embargo, el investigador oficial, tras advertir que "la seriedad y buen juicio de los testigos está fuera de toda duda", señaló en su informe, firmado el 28 de noviembre de ese mismo año, que tras analizar los hechos "se señala la necesidad de considerar la hipótesis de que existe una nave de procedencia desconocida propulsada por energía también desconocida".

En muy pocas de las investigaciones oficiales efectuadas por el Ejército del Aire español se pueden leer conclusiones tan determinantes: “nave desconocida” y “energía desconocida”.

En el informe oficial del caso tambien se recogen otros testimonios que prueban la presencia de luces no identificadas aquella noche sobre España. También incluye una copia de mala calidad de una extraña fotografía obtenida sobre las 2.30 de la madrugada de esa misma noche. La fotografía la sacó el mecánico Pep Climent en Sóller - Mallorca y aparece un objeto emergiendo del mar.

La historia que rodea los negativos de esa fotografía es insólita, ya que después de obtenerse, Pep Climent recibió la visita de varios oficiales del Ejército del Aire, uno de ellos era el capitán que se encontraba al frente de las investigaciones oficiales. El militar le pidió al testigo que entregara los negativos de la imagen del OVNI, Pep no pudo negarse, no iba a complicarse la vida por una simple fotografía de un fenómeno que desconocía.

La confiscación de las fotografías ilustra bien a las claras que el Ejército se tomó muchas molestias para poner en orden todas las informaciones relativas al OVNI de Manises.

La gravedad de los hechos -estimaban las altas esferas- lo exigía. Y la naturaleza desconocida de los No Identificados avistados ese día también. Evidentemente, de la investigación oficial no supo la sociedad española, que gracias a los medios de comunicación sí fue informada de lo ocurrido pero que sufrió la poca transparencia del Ejército sobre el asunto. Es importante recordar que en marzo de ese mismo año 1979, la Junta de Jefes del Estado Mayor había elevado a la categoría de “materia reservada” todo lo relacionado con el tema de los OVNIs.

Y aunque a partir de 1992 el Ejército del Aire español se vio obligado a desclasificar algunos informes sobre OVNIs, entre ellos el relativo al caso que nos ocupa, la confidencialidad sobre el enigma prosigue.

La aparente transparencia de las autoridades hispanas animó a Pep Climent a escribir en 1995 al Mando Operativo Aéreo, el organismo militar que ha gestionado la desclasificación de los informes, para solicitar del Ejército la devolución de los negativos. La respuesta fue desalentadora: “No consta que el Ejército haya dispuesto de esas imágenes.”

La contestación delató a las autoridades que, pese a haber transcurrido desde entonces la friolera de 16 años, parecen desear mantener en secreto algunos aspectos del episodio que estamos analizando. Les explicó por qué.

Al tiempo que Climent solicitaba la devolución de las imágenes, la investigadora afincada en Mallorca Carmen Domenech localizaba unas imágenes reveladoras. Las halló buceando en los archivos de un periódico local. Las tomas, sin embargo, nunca fueron publicadas. En parte porque no las había tomado ningún reportero gráfico. Las había obtenido –ha de suponerse que filtrada de algún modo desde fuentes militares- algún redactor que siguió de cerca la historia.

En la secuencia se observa cómo un coche oficial se detiene a pocos metros de la puerta del local comercial de Pep Climent. De su interior salen varios oficiales militares vestidos de uniforme que acuden al encuentro del autor de las fotografías del OVNI. La secuencia se completa con la entrega de los negativos a los oficiales. Se trata, pues, de una prueba irrefutable de que el Ejército del Aire confiscó las imágenes. Ahora bien, ¿quién efectuó los disparos que inmoralizaron la “operación”?

Las pistas apuntan hacia los servicios de inteligencia, que bien pudieron haber seguido de cerca los pasos de los investigadores oficiales que efectuaron la investigación secreta de 1979. Es decir: contraespionaje.

La importancia del OVNI de Manises
El suceso ocurrido el 11 de noviembre de 1979 cuenta con todos los ingredientes necesarios para merecerse el calificativo de mejor caso de la historia ufológica española.
Motivos, sobran. Veamos:

Testigos de alto nivel.
Tanto la tripulación del vuelo de TAE como el capitán que se hizo a los mandos del Mirage F-1 son individuos más que preparados para discernir qué es normal y qué anormal en los cielos. Su preparación técnica y psicológica, y sus meticulosos estudios en física, astronomía, meteorología y astronáutica son argumentos más que suficientes para defender y postular a propósito de la calidad de los pilotos como testigos de avistamientos de OVNIs. Por algo están considerados como los observadores de más categoría…


Detección en radar.
A las observaciones de los pilotos hay que sumar que los radares militares detectaron la presencia de objetos desconocidos en el cielo. Este hecho confirmaba que se trataba de auténticos artefactos sólidos y dotados de naturaleza física. Los radares dificilmente se equivocan. Y menos en este caso, pues la detección en las pantallas de radar estaba precedida de la observación visual.


Observadores desde tierra.
Lo detectado por radar, y lo captado visualmente por los pilotos, fue seguido desde tierra en diferentes puntos del Levante. Sólo en el Aeropuerto de Manises más de cuatro decenas de personas se convirtieron en testigos de los hechos.


Comportamiento inteligente.
Todos los testigos del conocido incidente de Manises coinciden en resaltar que el comportamiento del OVNI –o los OVNIs- era inteligente. Por sus movimientos, actitud y disposición no se puede pensar otra cosa.


Tecnología desconocida.
Como el propio juez-informador oficial aseguró en su informe, las maniobras de los OVNIs denotaban que estaban dotados de una tecnología por encima de la desarrolada por la técnica humana en 1979.

Todos estos componentes, y otros muchos, provocaron que el suceso del 11 de noviembre de 1979 llegara incluso al Congreso de los Diputados.
El parlamentario socialista Enrique Múgica, en la actualidad Defensor del Pueblo, bien informado de los sucesos de Manises, meses después de que sucedieran elevó una interpelación parlamentaria al gobierno de entonces, de la Unión de Centro Democrátrico (UCD), preguntando por la naturaleza del artefacto que provocó la suspensión del vuelo de la TAE. La pregunta jamás fue respondida por el ministro de Defensa, Agustín Rodríguez Sahagún. Sin embargo, sí se redactó un borrador que jamás se daría a conocer.

Gracias al informe oficial del caso sabemos que se elaboró un escrito de cuatro páginas para el Gobierno, pero el documento, inexplicablemente, nunca fue dado a conocer. Su contenido pretendía minimizar sutilmente los hechos… Sin embargo, el Ejército del Aire ya había manifestado –secretamente- que el suceso había sido provocado por una nave desconocida dotada de tecnología desconocida.

Ha sido una constante en la actitud del Gobierno español sobre los OVNIs desde los años sesenta: de cara a la opinión pública se ofrecen explicaciones falsas, mientras que puertas adentro se inventigaba concienzudamente el enigma de los No Identidicados.
Además, y respecto al caso de Manises, las autoridades tampoco ignoraban que pocos días después de suceder lo narrado, los OVNIs siguieron haciendo de las suyas.

La oleada continuó en España
Seis días después del caso Manises, hacia las 17.20 del 17 de noviembre de 1979, los radares militares españoles detectaron sobre Motril (Granada) un eco no identificado que provocó el despegue de una caza F-1 desde la misma Base Aérea de Los Llanos.

El piloto del vuelo trató de aproximarse sin éxito al inmenso objeto que según el informe oficial estaba compuesto por "tres luces fuertes formando un triángulo isósceles". Mientras trataba de aproximarse al OVNI escuchó en sus cascos a través del canal 11 de UHF una voz infantil de procedencia desconocida que decía: "Hola, ¿cómo estás? Hola, hola..." Jamás pudo explicarse el origen de aquella misteriosa "inclusión".

Según el informe oficial del suceso, añadido al expediente secreto del caso del 11 de noviembre, el caza "tomó tierra sin novedad en Albacete a las 18.05 horas". Sin embargo, según me explicó en una ocasión el periodista e investigador J. J. Benítez para un documental de televisión, "cuando el piloto aterrizó, lívido, comprobó atónito cómo los remaches del avión habían saltado literalmente", como si el caza hubiera estado en el campo de influencia de un artefacto que emitía una poderosa energía. Algunas fuentes aseguran incluso que debido al impacto emocional provocado por lo sorprendente del encuentro OVNI, el capitán del Ejército del Aire requirió apoyo psicológico.

Durante aquel mes, los OVNIs siguieron observándose en casi todos los puntos de la Península. El punto álgido de aquella oleada llegó hacia la 1.30 horas de la madrugada del 28 de noviembre. Desde diferentes puntos de Madrid cientos de testigos observaron una serie de extrañas luces sobrevolando la capital. "Son como dos pirámides truncadas", aseguró uno de ellos a través de los micrófonos de la cadena SER, que retransmitió en directo las observaciones. Además, los OVNIs fueron fotografiados al tiempo que las comunicaciones radiofónicas de Potección Civil y Cruz Roja quedaron inutilizadas sin causa aparente.

El informe oficial del caso asegura que desde los radares militares de Villatobas (Toledo) y Calatayud (Zaragoza) fueron detectados tres OVNIs sobre la Madrid, que provocaron, a las 4.30 de la madrugada, la salida en emergencia de un caza de la base de Torrejón que logró acercarse a los OVNIs, que también fueron detectados en las pantallas de radar de la carlinga del caza.

El episodio pudo haber sido dramático, porque -empleando medios tecnológicos- el OVNIs presentó varias situaciones electrónicas de ataque que a punto estuvieron de provocar que el caza abriera fuego contra el "intruso". Sin exagerar: aquella noche Madrid pudo haber asistido a un auténtico combate en los cielos.

Sucesos como los relatados son más que significativos a la hora de mostrar cuán desconcertante y fascinante es el misterio de los OVNIs. El episodio de Manises es tan complejo y completo que sobran las palabras y las explicaciones. Nos demuestra que los OVNIs son un asunto serio, que requiere un análisis en profundidad y un examen meticuloso.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA SOY COLMBIANO LES QUIERO PREGUNTAR SEREMOS LOS UNICOS CON LA DICHA Y EL PRIVILEGUIO EN TADO EL UNIVERSO CAPAS DE TENER INTELIGENCIA MOVIMIENTO, Y SOBRETODO CURIOSIDAD PUES ESTOY 100% SEGURO DE QUE NO ESTAMOS SOLOS SI NO POR EL CONTRARIO ESTAMOS MUY BIEN ACOMPAÑADOS. MIREN NOTICIEROS ,LEEA PERIODICOS BUSQUEN EN INTERNED PUES EN TOS ESAS PARTES SE HABLA DEL 2012 TANTO QUE ESTOY ABURRIDO DE ESCUCHAR UNA COSA Y OTRA EJ, QUE MUNDO SE ACABA, QUE METIORITOS , QUE UN COMETA . QUE UNA INVACION Y OTRAS 10 O 20 ESTUPIDESES, SABEN ESTOY SEGUGURO QUE EL 2012 QUIRE DECIR CAMBIO A UN QUE NO TODO SERA BUENO PERO EL 70 PORCIENTO NOSCANBIARA LA FORMA DE PENSAR, SENTIR , VIVIR . PERO SOBRE TODO NOS ABRIRA LOS OJOS A VER LO QUE SIEMPRE ESTUBO ACHI Y NO VEIAMOS SOBRE TODO LA EXISTENCIA DE DIOS PORQUE SI DIOS NUESTRO GREADOR NOS GREO A NOSOTROS Y TODO EL UNIVERSO ¿ POR QUE SEGUN NO PUDO GREAR MAS VIVA? CHAOO PIENSENLO

Destylou dijo...

Hola anónimo, precisamente a esa conclusión se llega cuando lees las profecías Mayas, http://destylou-misterios.blogspot.com/2010/04/el-misterio-de-las-siete-profecias.html

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Hola amigachos. Lesquería preguntar sino han visto misterios de ovnis. cuando conocí este blog, visité misterios del uruguay porque soy uruguayo, ahí conocí este blog. Esta pieza de ovnis me encaantó, pus estoy aburido de todo aquello y todo esto, como dijo ''Anónimo''. Besos y saludos a su family y pasen la vien.

Publicar un comentario

Las opiniones escritas por los usuarios no son responsabilidad de destylou-misterios.

Related Posts with Thumbnails